Haciadondenosmovemos utiliza cookies, si continúa navegando consideraremos que acepta nuestra Política de cookies

Verdades Cabify

¿Quieres saber más de nosotros? Aquí te lo contamos:

Juan de Antonio, un joven emprendedor de origen español, puso en marcha Cabify con el objetivo de mejorar la movilidad en las grandes ciudades, en las que el uso de coches supone un límite para la calidad de vida de sus habitantes.

En 2010 trató de cambiar el impacto negativo de los coches introduciendo vehículos eléctricos en las ciudades europeas, pero pronto se dio cuenta de que este proceso llevaría unos años y que había oportunidad de atacar el problema desde otro ángulo: ofreciendo a los pasajeros comprar kilómetros en lugar de comprar el vehículo. Así surgió Cabify en Madrid en el año 2011

Somos la única compañía española que ha sido considerada como empresa “unicornio”. Apoyándonos en la tecnología e innovación, y tras haber nacido sin una fuerte inversión inicial, ahora estamos valorados en más de 1.400 millones de dólares. El término “unicornio” se aplica a negocios emergentes apoyados en la innovación y la tecnología que nacen sin un fuerte capital inicial y crecen de forma veloz en sus comienzos a través de inversión privada, alcanzando una valoración superior a los 1.000 millones de dólares.

Cabify inició su actividad en España y rápidamente nos expandimos a nivel internacional. Actualmente estamos presentes en más de 10 países y 35 ciudades, en Latinoamérica, España y Portugal. En España, trabajamos en Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga y Valencia.

Cerramos 2017 con un crecimiento global de más del 500% en nuestros ingresos brutos y solicitudes de viajes, multiplicando por seis el número de viajes realizados frente a 2016 y convirtiéndonos además en uno de los líderes del sector de movilidad para empresas con más de 50.000 clientes corporativos.

Formamos parte de Maxi Mobility Inc., un holding de empresas con marcas líderes en el sector de movilidad incluyendo Cabify e Easy, reconocidas como algunas de las empresas de tecnología de mayor relevancia en Iberoamérica.

Además, Maxi Mobility Inc. está considerada como la quinta empresa con mayor crecimiento de Europa de acuerdo a los datos publicados por INC.

En España, operamos través de la sociedad MAXI MOBILITY SPAIN, S.L. Nuestra actividad consiste en la propia de una agencia de viajes, es decir, somos un intermediario para el transporte de pasajeros, mediante el uso de una aplicación o página web. A través de dicha plataforma, conectamos a los usuarios y conductores colaboradores. En ambos casos, MAXI MOBILITY SPAIN, S.L. formaliza con ellos un contrato mercantil y les da de alta en la aplicación de Cabify.

El modelo de negocio en el que opera Cabify no se enmarca dentro de lo que se conoce como “economía colaborativa”, sino de la denominada economía digital. Es decir, se basa en el concepto de car-hailing, ya que los usuarios no comparten gastos entre sí.

La actividad en la que intermediamos es el transporte de viajeros, que es un sector económico regulado con una elevada intervención por parte de la Administración Pública. En este contexto, tanto Cabify como los transportistas que colaboran con la compañía se ajustan al marco normativo que les resulta de aplicación.

En su afán por actuar conforme a la legislación vigente, en su momento consultamos con el Gobierno de la Comunidad de Madrid la forma jurídica conforme a la cual la compañía debía lanzar su servicio. Realizada esa consulta, la Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid concedió a Maxi Mobility Spain, S.L. la autorización necesaria para operar como agencia de viajes, con capacidad para “ejercer la actividad de intermediación por vía electrónica” a través de la aplicación y sitio web “Cabify”. Además, la Dirección General de Tributos también ha reiterado que Cabify debe tributar a efectos de IVA en el régimen de agencias de viajes.

Creemos firmemente que los poderes públicos tienen la oportunidad de impulsar una revolución tecnológica en el sector del transporte, integrando adecuadamente las necesidades de movilidad de los ciudadanos, la sostenibilidad ambiental y la tecnología, apoyándose para ello en el talento español. Por ello, apostamos por generar espacios de diálogo con todos los actores del sector de España, que aseguren un marco justo y competitivo para todos.

Debido a las soluciones por parte del sector privado a los problemas de movilidad, y a un público cada vez más informado, se ha hecho evidente la necesidad de una profunda reflexión desde el ámbito público con el fin de actualizar la regulación del trasporte.

La protección regulatoria de servicios ya existentes no solo implica perjudicar a los ciudadanos, también conlleva retrasar la adaptación de un sector tradicional, no solo desde un punto de vista tecnológico, sino también a las demandas de la sociedad actual.

Maxi Mobility Spain, S.L., y por tanto en Cabify, cumplimos estrictamente con nuestras obligaciones fiscales y está al corriente en el pago de todos los impuestos aplicables según la legislación tributaria española. La compañía está comprometida con los más estrictos estándares de transparencia y responsabilidad fiscal:

  • Impuesto de Sociedades: declaramos los correspondientes ingresos por la totalidad de las operaciones que realizamos en España reconociendo el correspondiente margen por los servicios de intermediación. Tal y como se demuestra en documentación pública como las cuentas anuales presentadas por la Compañía, reconocemos en España como un intangible propio la tecnología que desarrolla y únicamente deducimos un gasto mínimo por determinados servicios técnicos prestados por nuestras filiales.
  • IVA: en consistencia con el Impuesto de Sociedades, declaramos y liquidamos este Impuesto considerando la totalidad de los servicios cobrados a los usuarios. Como señalábamos anteriormente, en aplicación del criterio confirmado por la Dirección General de Tributos, facturamos la totalidad de los cobros que recibe aplicando el régimen de Agencias de Viajes.
  • IRPF: practicamos las retenciones oportunas a efectos del Impuesto Sobre la Renta de Personas Físicas a todos nuestros empleados.
  • Otros impuestos: estamos al corriente de todas las obligaciones fiscales de carácter autonómico y local (ITPyAJD, IAE, entre otros)

Por tanto, somos una empresa que cumple con los más estrictos estándares de transparencia y responsabilidad fiscal, estando al corriente de todas y cada una de nuestras obligaciones tributarias.

Por último, es importante destacar que todas las empresas de transportes que prestan servicios para Cabify como titulares de licencias VTC, tributan todos y cada uno de los impuestos y obligaciones fiscales de carácter nacional, autonómico y local. Así, llegan a tributar hasta 10 veces más que otros sistemas de transportes tradicionales como es el sector del taxi, que se acoge al régimen fiscal de estimación objetiva, la llamada tributación por módulos. Los titulares de licencia VTC que colaboran con Cabify, en cambio, deben tributar todos los viajes que realicen por el sistema de estimación directa.

Nuestro modelo de negocio, con un significativo grado de autogestión en las jurisdicciones en las que operamos, genera riqueza y puestos de trabajo sin que existan trasvases artificiales de renta entre las distintas jurisdicciones.

Tal y como se refleja en la correspondiente información pública, no utilizamos ni hemos utilizado ninguna herramienta de planificación fiscal, por lo que nuestra contribución tributaria en las distintas jurisdicciones en las que operamos respeta los más estrictos requisitos de las normativas fiscales locales e internacionales y la regla de precios de transferencia de la OCDE.

Por razones organizativas tales como la captación de la inversión internacional o la ordenación de los flujos de caja, el grupo dispone de dos entidades holding domiciliadas en Estados Unidos y España.

La matriz estadounidense Maxi Mobility Inc., radicada en el Estado de Delaware, tuvo su origen en facilitar la captación de inversores internacionales. Teniendo en cuenta esta finalidad, dicha entidad limita su actividad a la obtención de inversión y posterior distribución de los fondos obtenidos a las entidades operativas sin que exista ninguna previsión de generación de beneficios propios.

Como todas las entidades del grupo, Maxi Mobility Inc. también liquida los impuestos correspondientes a su actividad (en 2017, la factura fiscal de dicha entidad en Delaware superó los 160.000 Euros) y cumplió tanto en EE.UU. como en España con todos los reportes informativos requeridos. Considerando estas circunstancias, cabe resaltar que dicha entidad no puede calificarse en modo alguno como sociedad “pantalla” o “instrumental” considerando sus fines legítimos y la transparencia de información establecida la cláusula de intercambio de información del Convenio de Doble Imposición suscrito entre España y EEUU.

Finalmente, la otra Holding del grupo, Cabify Mobility International, S.L.  es una entidad española dedicada a la gestión, tenencia y administración de las entidades operativas referidas anteriormente dotada de los correspondientes medios materiales y humanos para dicha actividad.

Contamos en la actualidad con 1.061 trabajadores a nivel global, de los cuales 306 están en España. El equipo Cabify es:

  • Joven (la edad media a nivel global es de 29 años y en España de 31)
  • Diverso: 43,4% de mujeres a nivel global; 37,9% en España
  • Y está satisfecho (con 4,3 sobre 5 según la última encuesta de clima)

A nivel global, el grupo Maxi Mobility Inc. cuenta con un total de 1.800 trabajadores.

En el último año la plantilla de Cabify ha crecido un 32,8%, contratando a 297 personas cuyas condiciones, además de centrarse en un retorno salarial, ofrecen beneficios relacionados con el denominado salario emocional, como programas de movilidad, flexibilidad horaria, teletrabajo o retribución flexible, entre otros.

En su apuesta por el talento, la compañía destaca por su capacidad para atraer y retener a empleados con formación y competencias tecnológicas. Contribuimos así al desarrollo de este pilar del progreso del país, como promotor de soluciones tecnológicas y de una economía digital a través del talento local.

El objetivo principal para con los empleados es ofrecer oportunidades a perfiles cualificados y al colectivo joven, así como promover políticas de recursos humanos inclusivas. Además, trabajamos con todos los partners para impulsar conjuntamente nuevas políticas que favorezcan y aseguren también un entorno laboral de calidad para los socios que colaboran con Cabify.

Conscientes de que el equipo humano es la base de nuestro éxito, nos preocupamos por cuidar a nuestros empleados, promoviendo una cultura corporativa que combina la agilidad de una compañía que nació como start-up con la solidez de un modelo de negocio que ha calado en diferentes culturas y países.

Cabify es una agencia de viajes, dedicada a la intermediación para la reserva y contratación de vehículos con conductor. Nuestro objetivo es poner en contacto a aquellos profesionales titulares de coches y licencias VTC y a personas que quieren desplazarse en la ciudad.

De cada pago por trayecto, el conductor recibe, aproximadamente, el 75% de la facturación, correspondiendo a Cabify una comisión de alrededor del 25%.

Empleamos a los mejores profesionales en el ámbito del transporte a través de un contrato mercantil de prestación de servicios de arrendamiento con conductor, en el que exige a los transportistas el cumplimiento íntegro de la normativa aplicable a su actividad.

Todos los conductores que colaboran con Cabify son asalariados en empresas de transporte o bien autónomos (de los cuales un 55% cuentan también con conductores empleados), de acuerdo a las figuras que establece la legislación laboral. Por lo tanto, en Cabify no damos de alta autónomos, sino que éstos ya se han constituido como tales antes comenzar su relación contractual.

Respecto a la relación contractual entre Cabify y los transportistas, no exigimos exclusividad en la prestación del servicio de transporte de pasajeros. Lo que sí les imponemos contractualmente es una obligación de no competencia, que se concreta en la prohibición de que los conductores hagan un uso simultáneo de dos aplicaciones móviles que intermedien en el sector del transporte urbano. Sin embargo, dicha obligación no impide que los transportistas puedan contratar servicios con sus propios clientes cuando no estén conectados a la aplicación de Cabify.

En Cabify generamos cientos de miles de oportunidades en el mercado laboral tradicional, creando sociedades más justas e inclusivas, ya que mejora el acceso de todos a las oportunidades existentes. Así, por ejemplo, casi el 50% de oportunidades de empleo de calidad que genera Cabify contribuyen a que personas en paro de más de 45 años puedan reincorporarse al mundo laboral y tener un trabajo digno.

Tal y como manifestó recientemente el Juzgado de lo Mercantil nº12 de Madrid con motivo de la demanda por presunta competencia desleal presentada por la Federación Profesional del Taxi de Madrid, tanto Cabify como los conductores colaboradores operan de acuerdo a la ley ya que:

  • Cabify no es una empresa de transporte, sino una agencia de viajes que se rige por su propia normativa (la de agencia de viajes).
  • Cabify dispone de las autorizaciones y licencias para operar, no infringe la normativa de transportes y, citando expresamente la Sentencia dictada por el referido Juzgado “no se ha practicado prueba alguna (...) que demuestre que la empresa demandada induce a los titulares de las licencias de vehículos con conductor a cometer ninguna infracción, como circular captando clientes o careciendo de hoja de ruta, etc. por lo que sin más innecesarios razonamientos el ilícito denunciado debe ser rechazado”.
  • Cabify, en su condición de intermediaria, promueve y obliga (incluso contractualmente) a sus colaboradores a actuar de forma legal.
  • Por todo lo anterior, la sentencia dictada por el Juzgado de lo Mercantil nº12 de Madrid en el asunto referenciado concluye que no resulta acreditado que Cabify haya obtenido ninguna ventaja competitiva mediante la infracción de normas.

Generamos miles de oportunidades laborales, creando sociedades más justas e inclusivas al proporcionar una alternativa de trabajo a colectivos con dificultades para acceder al mercado laboral. Así, por ejemplo, casi el 50% de oportunidades de empleo de calidad que genera Cabify contribuyen a que personas en paro con más de 45 años puedan reincorporarse al mundo laboral y tener un trabajo digno.

Los transportistas que colaboran con Cabify no captan ni pueden captar ningún cliente directamente en la calle, puesto que éstos solo reciben (y facturan) las peticiones de servicio recibidas a través de la aplicación. Ninguno de los colaboradores de Cabify podrá exigir a la compañía el pago de un trayecto que no haya sido previamente contratado a través de la aplicación, puesto que éste es el único medio a través del cual los usuarios pueden solicitar un servicio de transporte.

Los conductores que colaboran con Cabify en los más de 10 países y 35 ciudades del mundo en los que está presente destacan por su profesionalidad como valor diferencial.

El 92% de nuestros clientes puntúa siempre con una puntuación de 5 sobre 5 (siendo 5 la mejor puntuación) el servicio que ofrecen los colaboradores.

En Cabify nos preocupamos porque las empresas de transporte con las que colaboramos garanticen que sus empleados (es decir, los conductores registrados en la aplicación) reciban formaciones exhaustivas, reconocimientos médicos periódicos y hayan tenido que superar pruebas que garanticen su profesionalidad al volante, tales como:

  • Una prueba de conocimiento de la ciudad.
  • Una entrevista personal.
  • Un examen psicotécnico.
  • Presentación de un certificado de antecedentes penales.
  • Una formación sobre el uso de la Aplicación de Cabify.

Igualmente, los vehículos empleados siempre deberán adecuarse a los estándares de excelencia de Cabify, además de cumplir con las exigencias específicas fijadas en relación con la potencia, el largo del vehículo o el volumen de flota mínima legalmente exigibles

El modelo de negocio de Cabify está pensado para proteger y garantizar el promedio de ingresos de nuestros colaboradores, ya que regula la oferta y la demanda para que éstos no se vean afectados por las variaciones del mercado.

Cuando les hemos preguntado por la compañía, los transportistas destacan la responsabilidad, transparencia e imagen de Cabify como principales fortalezas de la compañía.

En España, el sistema de control de Cabify permite trazar absolutamente todos los recorridos, cobros y pagos, que nunca se realizan en metálico, lo que, unido a la exigencia contractual de cumplir con las obligaciones laborales y fiscales, eliminan cualquier riesgo de fomentar la economía sumergida y la precariedad existente en otros segmentos del transporte urbano.

En Cabify consideramos que la tecnología no debe ser elitista y excluyente, sino que debe ser accesible a todos. Nuestro modelo de negocio contribuye a la mejora de la oferta actual de alternativas de transporte urbano, gracias a un servicio de movilidad que se adapta a las demandas del mercado y de los usuarios.

Para el cliente, la eficiencia de nuestro modelo de negocio se traduce en el ahorro económico para viajes de corta o larga distancia en la ciudad, la sustitución del vehículo particular (y todas las cargas económicas que éste conlleva) y la mejora de la oferta actual de alternativas de transporte urbano.

Estudiamos las necesidades de movilidad que existen en las ciudades y desarrollamos categorías de negocio innovadoras en consecuencia. Nos hemos convertido en una empresa que ha sido capaz de desarrollar servicios específicos para cada ocasión y cliente, ofreciendo la posibilidad de transporte para:

  • Cualquier usuario que quiera moverse por la ciudad con una opción de económica y de calidad, como es Cabify Lite.
  • Personas con movilidad reducida que ahora puede viajar con silla de ruedas en la primera categoría que se lanza al mercado para cubrir este servicio, Cabify Access.
  • Padres y madres que viajan con niños pequeños y necesitan de una silla infantil como las que incluye Cabify Kids.
  • Coches para empresas que buscan un servicio corporativo, Cabify Executive.
  • Vehículos eléctricos, Cabify Electric.
  • Furgonetas para viajar con maletas y en grupo, Cabify Group.
  • En ciudades como México DF o São Paulo también se ofrecen servicios de desplazamiento en helicóptero, Cabifly.

En este aspecto destaca con especial relevancia la categoría Access, que busca favorecer la independencia y autonomía de miles de personas con movilidad reducida a través de una alternativa de desplazamiento de calidad. Así, la compañía avanza en su compromiso real por contribuir a que las ciudades en las que vivimos sean cada vez más sostenibles.

La categoría Cabify Access cuenta con conductores formados específicamente por la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid FAMMA–Cocemfe Madrid para ofrecer un servicio adecuado a las necesidades del pasajero.

La seguridad es uno de nuestros pilares clave, tanto la relacionada con los usuarios como la asociada a los conductores que colaboran con nosotros. Los vehículos VTC deben disponer de un seguro exactamente igual que el del taxi: con una cobertura de hasta 70 millones de euros por responsabilidad civil obligatoria y 50 millones de euros adicionales por responsabilidad civil limitada garantizando así la confianza y fiabilidad por parte de nuestros usuarios.

Establecemos un precio estimado por kilómetro, es decir, en Cabify el usuario siempre conoce cuánto va a pagar por su viaje antes de iniciarlo. Al solicitar un vehículo a través de la aplicación móvil, los usuarios pueden hacer clic en el icono de información en el mapa y, de esta manera, conocerán el precio detallado que corresponde al trayecto que van a realizar, siempre de manera anticipada.

En los momentos puntuales de alta demanda, en los que las solicitudes superan el número de vehículos disponibles, se incluye un coste adicional al precio del trayecto que, por supuesto, el usuario conoce antes de contratar el servicio. De esta forma se resuelve con eficiencia que haya más conductores cerca de los pasajeros y los tiempos de espera sean menores.

Más que un “traslado de punto a punto”, buscamos que el usuario sienta una experiencia innovadora y diferencial. Esto es posible gracias a la tecnología que se implementa permitiéndonos conocer los gustos y las necesidades de los usuarios, para ofrecerles soluciones personalizadas.

Nuestros usuarios están satisfechos, con una nota media de 4.77/5 en las valoraciones en la aplicación.

A nivel interno y con el objetivo de garantizar un buen servicio a nuestros usuarios y conductores, en Cabify contamos con:

  • Un equipo de profesionales que trabaja únicamente para dar asistencia y evitar cualquier fallo (interno o externo) que pueda producirse en la prestación del servicio.
  • Un equipo de Atención al cliente activo las 24h del día los 365 días del año, que se encarga de entender y atender de forma exhaustiva y personalizada a usuarios y conductores.

El feedback recibido por los usuarios y los conductores que colaboran con Cabify es de gran importancia para nosotros, ya que nos ayuda a detectar las fortalezas y debilidades que nos permiten mejorar.

Nuestro competidor directo no es el taxi, sino el vehículo privado, pues nuestra misión es contribuir a reducir la congestión y la contaminación en las ciudades, proporcionando alternativas al uso del vehículo particular. Por tanto, somos una alternativa más de movilidad urbana que completa otras opciones como pueden ser el taxi, la bicicleta, los servicios de carsharing o el transporte público.

Hoy en día nos encontramos en una etapa de transición hacia una movilidad 100% sostenible, en la que Cabify se plantea como una alternativa y una opción para que cada vez más gente pueda elegir si quiere renunciar al vehículo particular.

Compañías como la nuestra promueven modelos competitivos, basados en la innovación real, rompiendo el mito de que las empresas tech no generan empleo y riqueza, y demostrando que invierten en I+D+i para el territorio.

Cabify contribuye a reducir la gasificación que existe en las grandes ciudades debido al tráfico rodado. De esta forma nuestra actividad impacta positivamente en mejorar la calidad del aire y la creación de entornos más saludables. 

En la etapa actual de transición hacia una movilidad 100% sostenible, Cabify supone una alternativa de futuro y una opción para aquellas personas que quieren contribuir a este reto colectivo dejando de utilizar su vehículo particular.

Por cada vehículo de Cabify en circulación se retiran del tráfico rodado 50 vehículos particulares.

Fuimos la primera compañía en lanzar la categoría Cabify Electric, formada por vehículos 100% eléctricos que ayudan a reducir las emisiones contaminantes para la ciudad.

El precio por los trayectos realizados en Cabify Electric es el mismo que el correspondiente en Cabify Lite, la categoría más económica.

La implementación de este servicio implica:

  • Un ahorro de unos 15.000 kg de emisiones de CO2 por vehículo (considerando que estos vehículos realizan trayectos de 80.000-90.000 km. al año).
  • Una reducción del 30% de las emisiones de CO2 si la batería del coche se recarga mediante fuentes de energía tradicionales.
  • Una reducción del 50% de las emisiones de CO2 si la batería del coche se recarga a través de fuentes de energía renovables.

Aunque este tipo de vehículos son aún una pequeña parte de las flotas que colaboran con nosotros, estamos comprometidos con su incremento progresivo hasta que reemplacen por completo a otro tipo de vehículos.

Cabify está contribuyendo a impactar positivamente en la sociedad gracias al ahorro económico en viajes de corta o larga distancia. El ahorro generado para el usuario supera el 25% en aquellos casos en los que el usuario realice con su vehículo particular más de 7.000 Km al año.

Cabify contribuye al desarrollo del país creando cientos de empleos directos y miles de oportunidades de trabajo para conductores y colaboradores.

Mediante la generación de empleo de calidad Cabify contribuye a generar riqueza en las regiones en las que opera. Por otro lado, Cabify también contribuye a generar empleo entre colectivos en riesgo de exclusión y con dificultades para reincorporarse al mercado laboral (+45) o con altos porcentajes de desempleo (empleo juvenil).

Además, la actividad de la compañía impacta de manera directa en el progreso del país mediante el pago de impuestos ya que Cabify tributa el 100% de sus servicios en España.

Cabify entiende su compromiso con el territorio en que desarrolla su actividad, ofreciéndose como alternativa en momentos críticos  (p.e. ofreciendo su servicio gratuito en situaciones críticas como el ataque terrorista de Barcelona).

Cabify trabaja con 400 proveedores locales, algunos de ellos certificados como Centros Especiales de Empleo.